Posted tagged ‘testigos de jehova salvación Dios dios biblia cristianos santas escrituras reino trinidad’

Comentario Sobre Lo Que Significa La Verdadera Salvación

septiembre 11, 2009

testigos_predicando_de_casa_en_casa

Los Testigos de Jehová enseñan que cumpliendo una serie de reglas y normas dentro de su organización se salvarán. Los mormones enseñan que la verdadera salvación está en obedecer las ordenanzas del evangelio de Jesucristo, que solamente se pueden efectuar de manera apropiada en su iglesia. Los protestantes creen que si algún cristiano profesa no creer en sus doctrinas, una o no tiene el Espíritu Santo o irá al infierno de fuego.
Si usted es Testigo de Jehová, Santo de los Últimos Días o Evangélico, ¿me equivoco en lo que digo?
Todo esto lo se, no porque lo haya leído de algún manual. Lo se porque lo he vivido de manea personal. Cada iglesia enseña que es la verdad y que solo en su iglesia se ofrece un plan de salvación específico que lo llevará a la vida eterna.
De cierto modo, muchas iglesias y cristianos, creen que la salvación es una consecución de “obras”. Si sigo un manual que me dictan sus “líderes” religiosos, es más probable que logre la salvación eterna. Nuevamente, ¿me equivoco amigo Testigo, Mormón o Evangélico?
Si bien es cierto hay algunos cristianos que han percibido que la salvación es por fe y no por obras, muchas iglesias siguen insistiendo en que la “pertenencia” a una religión organizada específica es el sendero a la salvación eterna. Lamentablemente muchos cristianos no quieren o no perciben estas cosas, porque el apego que sienten por su religión y su “testimonio” es tan fuerte, que eclipsa la verdadera voluntad del Soberano del universo, Yahweh. Eso, yo lo lamento profundamente.

Para entender lo que la salvación es, una buena cosa es leer básicamente la carta a los Romanos y la carta de Santiago.

El apóstol Pablo le habla al pueblo de Dios de la etapa en que su vida era regulada por una ley divina la cual no daba salvación, y cuyo propósito era precisamente mostrarle al ser humano lo evidente de su imperfección.

El apóstol Santiago por otra parte, parece hablarle a los que tomaron las enseñanzas del apóstol Pablo como excusa para no hacer ninguna buena obra.

Y acá es donde debemos entender claramente dos detalles:

1- La Salvación es un DON, un regalo. No hay obra alguna que tu puedas hacer capaz de hacerte merecedor de la salvación. Si te salvas no será por no haber fornicado hoy, o por haber dado una limosna mañana. Si te salvas es por voluntad de Dios, porque El quiere, y punto.

2- La salvación en el plan de Dios, nos exige solo un requisito, la FE. El instrumento de salvación es el Mesías. No creer en el Mesías, implicaría no aceptar el medio de salvación en otras palabras.

El mar es el pecado, nos estamos ahogando, pasa un helicóptero y nos mira. Nada de lo que podamos hacer nos salvará de morir ahogados en ese mar. El capitán del helicóptero nos mira, y de su voluntad depende que nos salvemos, y nos arroja un salvavidas. Ese salvavidas es el medio. Nosotros debemos tener fe en que el salvavidas nos alzará hasta el helicóptero y tomarlo sino, moriremos. Pero, ADEMAS DE LA FÉ, obviamente debemos tomar el salvavidas y comenzar a aferrarlo con fuerza para poder llegar a salvarnos.

Las obras no nos salvarán mis queridos amigos, pero el asunto es que las obras son un reflejo de la fe que tenemos. Así lo ve Dios y los invito a leer la carta de Santiago en toda su extensión. No es asunto de que nosotros hagamos esto y nos salvemos, y mañana dejemos de hacerlo y no nos salvemos. Lo que nos esta salvando es la fe que llevamos dentro. Mas fe tengamos, mas inclinado nos sentiremos a hacer el bien, simplemente por amor a Dios y al Mesías. Y eso se hará visible.

Una persona no puede decir “creo todo esto” y luego vivir su vida como si no lo creyera. Yo no puedo decir “Dios existe” y luego vivir mi vida como si realmente nunca fuera a ser juzgado. O sea que no hay un pecado especifico que nos vaya a condenar ni una buena obra específica que nos vaya a salvar, sino la actitud ante Dios que dará evidencia de si nuestra fe es genuina o no. La que nos salva es la fe, pero la fe se evidencia en nuestra vida.

Los ateos ahora han salido con un cartel en Europa que dice: “dios probablemente no existe, no te preocupes y goza la vida”. Yo les digo: “Dios existe, Jesús es su Hijo y nuestro Rey. No te preocupes y vive la vida como si creyeras estas dos cosas.”

Debemos entender también la diferencia entre el PECADO individual, el PECADO heredado y el PECADO como práctica. Todos heredamos el PECADO por naturaleza. También todos cometemos PECADOS a diario debido a esa tendencia a PECAR. Pero los cristianos debido a nuestra fe, LUCHAMOS CONTRA ESA TENDENCIA. Los incrédulos solo viven y pecan sin siquiera pensar que están pecando, sin remordimientos ni oposición.

Es cierto: vamos por el mismo río. Y también bebemos algún sorbo de agua del rió de vez en cuando. Pero algunos vamos nadando contra la corriente y otros se dejan llevar simplemente.

Así, queridos hermanos y amigos, sean fuertes y crean que si Dios no hace llegar al evangelio de su Hijo es porque fuimos elegidos para salvación. Y crean que Dios sabe que pecaremos, tal como un padre sabe que su hijo se hará pipi en la cama cuando decide tenerlo, y no por ello lo ama menos. También Dios nos disciplinará y también nos equivocaremos, pero lo más importante es que nos arrepentiremos y ESO es lo que nos demostrará que vamos camino a la salvación.

La fe produce arrepentimiento cuando uno peca. La fe produce deseos de no pecar. Lo que salva es la fe. No las obras. Las obras salvan en cuanto a que sean una demostración natural de la fe que tenemos. Ahora que si decimos, “esta semana no pecaré ni una sola vez y seré salvo”, como suele ser la mentalidad de los testigos de Jehová y otras religiones.

Por ejemplo es común para un Testigo de Jehová pensar lo siguiente:

– Si me hago precursor (*) seré salvo
– Si hago todo lo que dice la organización seré salvo
– Si soy testigo, dedicado y bautizado, con un mínimo de 4 horas de predicación, no falto a las reuniones, no estoy expulsado cuando venga el armagedón seré salvo.

*Precursor: es una especie de predicador de tiempo completo, el cual tiene que completar unas 840 horas anuales a partir del 1 de Septiembre hasta Agosto del año siguiente. En promedio tiene que predicar unas 70 horas mensuales.

Pues no han entendido para nada el evangelio. Ellos ya están reinando, ellos ya están gobernando, como se burlaba Pablo en sus cartas hacia aquellos cristianos que ya creían que estaban gobernando en la época del primer siglo. Los Testigos ya decidieron quien se salva y quien no, pusieron las reglas y el manual de instrucciones para salvarse.

Para un cristiano esto no es así. Nuestra salvación no depende de pertenecer a una organización terrestre o no. Depende de nuestra fe. Y nuestra fe se demuestra con obras. Las obras no nos salvan, pero demuestran nuestra fe, que es la que nos salva.