Sobre La Preexistencia De Jesucristo

Publicado marzo 10, 2010 por ivanof77
Categorías: Uncategorized

Tags:

¿Es Jesús para usted un AVATAR?

Ahora está muy de moda la palabra AVATAR, de la mano de la famosa película de James Cameron que pese a su gran presupuesto no ganó el Oscar.

Sin embargo James Cameron no inventó claro está ni la palabra AVATAR ni el concepto mismo. En la película, los avatares son cuerpos clonados sin personalidad (sin “alma” diría alguno que crea en la dicotomía “alma-persona”) a los cuales un ser humano, la personalidad de un ser humano es transferida para que estos avatares sean manejados por la mente de un humano.

Entonces estos seres son unos extraterrestres físicamente hablando llamados Navis (el nombre de una tribu local) pero en realidad esto es FALSO, es un ENGAÑO. Ellos son en realidad HUMANOS que se han ENCARNADO, transferido su personalidad a estos cuerpos. Ese es el concepto de la película AVATAR.

Este concepto es muy común en varias religiones.

En el marco del hinduismo, un avatar es la encarnación terrestre de un dios.

http://es.wikipedia.org/wiki/Avatar

Y esta es la definición del concepto que más o menos define la palabra en otras religiones. Pero hay muchas iglesias, de hecho la mayoría de las que se llaman cristianas , que creen en esta doctrina falsa del AVATAR sin que sus seguidores de hecho se den cuenta siquiera de que de hecho están creyendo una doctrina que no proviene ni del judaísmo ni del cristianismo, sino de los pueblos paganos.

Si hay un factor unificador y común para todas las sectas e iglesias, desde la Iglesia Católica, los Mormones, los evangélicos ( y su maraña de cultos) , los testigos de Jehová e incluso algunos grupos mesiánicos, es que TODOS CREEN QUE JESUS FUE UN AVATAR.

Por favor léalo de nuevo porque es de esos carteles luminosos inmensos que pasan desapercibidos en la niebla que el “dios de este mundo” el diablo ha sembrado por doquier para que las personas, incluso las piadosas, lleguen a creer sin querer lo que ni siquiera imaginan.

El diablo ha convencido a miles de trinitarios, de que en realidad adoran a un solo dios y de que no son politeístas.  Los ha convencido de que uno es igual a tres, y de que adorar a tres personas como dios cada una de ellas no los hace politeístas. Y es inútil intentar alumbrar este asunto: a nivel de grupo seguirán repitiendo TRES ES IGUAL A UNO: SOLO CREEMOS EN UN DIOS QUE ES TRES.

También el diablo ha logrado que TODA la cristiandad incluyendo los que no creen en la trinidad tradicional como los Testigos de Jehová y los mormones crean que Jesús es un AVATAR.

Para todos ellos, Jesús no es humano. Para todos ellos Jesús no nació en la tierra, sino que nació en el cielo hace muchísimo tiempo, no como humano claro está ya que en el cielo no viven humanos. Jesús nació en el cielo según ellos como un ser celestial, para otros ni siquiera nació: siempre existió allí.  Este ser celestial ni siquiera se llamaba Jesús claro esta, dado que Jesús fue el nombre que recibió en la tierra. Para algunos de ellos este ser era llamado Miguel en el cielo (invito a todos los que lean esto a que me digan en que capítulo y versículo de la Biblia dice que Jesús es Miguel, o que Jesús ES un arcángel textualmente), para otros era parte de la deidad.

Este ser se metió dentro de un embrión, SE ENCARNÓ. Es pues, ese Jesús que caminó sobre la tierra, en el que los CRISTIANOS DESDE EL PRIMER SIGLO CREEMOS COMO UN SER HUMANO, en realidad un AVATAR. No es humano en absoluto.

Solo tiene una apariencia humana: el es en realidad otra cosa en su personalidad y origen. Es la mente de un ángel o arcángel o de un dios que maneja ese cuerpo como un títere de carne y hueso, ese AVATAR.

ESTO ES LO QUE CREEN LAS IGLESIAS DE HOY EN SU MAYORÍA: QUE  JESÚS FUE UN AVATAR.

Y digo FUE porque para ellos, Jesús murió. Y al resucitar en realidad no resucitó Jesús. No fue una resurrección en el pleno sentido: simplemente fue un REGRESO AL CIELO, se libró de su AVATAR, de su cuerpo humano y ahora es el ser celestial que era antes. Así que para ellos Jesús, desapareció.

¡Fea manera ha encontrado el diablo de hacer desaparecer al verdadero Jesús del mapa!   No es de extrañar que el apóstol Juan diera como CLAVE para diferenciar a un VERDADERO CRISTIANO de un ANTICRISTO una sencilla cuestión: quienes creen que JESUS ES HUMANO son de Dios, quienes niegan que JESUS ES HUMANO son el anticristo.

1 Juan 4:2 (Dios Habla Hoy)

De esta manera pueden ustedes saber quién tiene el Espíritu de Dios: todo el que reconoce que Jesucristo vino como hombre verdadero, tiene el Espíritu de Dios.”

La mayoría de las versiones traducen “venido en carne” en lugar de “hombre verdadero”. La traducción que incluso es trinitaria DIOS HABLA HOY ilumina el significado del griego original: “venido en carne” significa ABSOLUTAMENTE HUMANO, o sea, el que no confiese a JESUS TOTALMENTE DE CARNE o como diríamos hoy día DE CARNE Y HUESO, no tiene el espíritu de Dios.

El propio Jesús fue el primero en aclarar, luego de resucitar que el ES un hombre,  y negó ESPECIFICAMENTE que fuera un espíritu. Jesús NEGÓ haber sido un AVATAR y se confesó como un ser humano de carne y hueso resucitado.

Si usted quiere creer que Jesús es un espíritu que esta en el cielo, un arcángel tal vez, Jesús tiene algo para decirle:

Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy: palpad, y ved; que un espíritu ni tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.” (Lucas 24:39)

¿Era un cuerpo prestado que usaba Jesús para convencerlos solamente?

Jesús responde: YO MISMO SOY (o sea, NO SOY UN AVATAR, NO SOY UN CUERPO TÍTERE, SOY YO MISMO)

¿Era un espíritu Jesús cuando resucitó?

Jesús responde: UN ESPIRITU NO TIENE CARNE Y HUESOS COMO VEN QUE YO TENGO.

Los del pueblo de Dios que hemos nacido después del nacimiento del Mesías, creemos tal como los que vivieron antes del nacimiento del Mesías, que el Mesías es un hombre que nace en la tierra, de carne y hueso.

Los del pueblo de Dios que nacimos luego de nacido el Mesías, tenemos mas claro algunos detalles tales como que ese hombre fue engendrado milagrosamente por Dios y que debía morir y resucitar antes de venir a gobernar.

Pero creemos que fue humano al nacer, humano al morir y humano al resucitar.

Para nosotros los cristianos, Jesús NACIO EN LA TIERRA.

La levadura del anticristo enseña que NACIÓ EN EL CIELO.

¿Las escrituras? Describen maravillosamente su nacimiento en la tierra. Jamás mencionan al Mesías en el cielo antes de nacer ni naciendo ni realizando ninguna actividad.

Para nosotros los cristianos, Jesús es UN SER HUMANO.

La levadura del anticristo dice que Jesús FUE UN AVATAR, un cuerpo TÍTERE de un dios o ser celestial, doctrina que comparten con el hinduismo (el hinduismo y el bahaísmo creen LITERALMENTE que Jesús fue un AVATAR por si alguien no estaba al tanto y así le llaman) y otras religiones paganas.

¿Qué dicen las escrituras?  Las escrituras dicen que Jesús es un hombre muchísimas veces:

Rom 5:15: “La gracia de Dios y el don de la gracia, que nos viene por un solo hombre, Jesucristo, se ha difundido copiosamente.”

Hechos 17:31: “Por cuanto tiene fijado el día en que juzgará a la tierra con justicia, por medio de un Hombre, a quien ha constituido juez.”

1Ti 2:5: “Porque uno es Dios, uno también el mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús.”

1Co 15:45: “Que por eso está escrito: “El primer hombre, Adán, fue hecho alma viviente”; el último Adán, espíritu vivificante.”

Mar 15:39: “Viendo el centurión, que estaba frente a El, de qué manera expiraba, dijo: Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios.”

Lucas 24:39: “Ved mis manos y mis pies, que yo soy. Palpadme y ved, que el espíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo.”

Hechos 1:11: “…y les dijeron: Varones galileos, ¿qué estáis mirando al cielo? Ese Jesús que ha sido llevado de entre vosotros al cielo vendrá así, como le habéis visto ir al cielo.”

No hay un solo texto que diga que Jesús es un ángel. No hay solo texto que diga que es un dios. No hay un solo texto que diga que es un felino o un equino o un espíritu u otra cosa por NATURALEZA que no sea eso: un ser humano.

Tiene el título de Dios, se le llama simbólicamente “el león” de la tribu de Judá, se le llama simbólicamente “el cordero” , se dice que cuando venga lo hará con una voz “de arcángel”, se le compara pues con animales, seres , se le da titulo de dios como se le dio a Moisés antes de él, como se le da al diablo también (el dios de este mundo”) mas nunca dice la Biblia que JESUS SEA OTRA COSA QUE UN HOMBRE.

Dice una y otra vez que ES UN HOMBRE, no un AVATAR de otra cosa.

Me duele y me indigna la mentira cruel de poner al glorioso Jesús, nuestro Mesías, que soportó lo que ningún ser humano fue capaz de soportar , que en su condición de hombre y pudiendo por derecho haber reclamado gobierno inmediato de la tierra pues tenía el rango de Dios, se  humillo a la categoría de un simple esclavo para hacerse matar para poder redimirnos, que a ese victorioso y poderoso Jesús de carne y hueso que ganó todas las batallas ciertos grupos o individuos lo pongan como un títere de carne y hueso, que fue usado por un ser celestial y luego desechado , ME DUELE Y ME INDIGNA.

¿Respeto yo las religiones que creen en la doctrina del AVATAR como los católicos, testigos de Jehová, mormones, evangélicos, hinduistas, bahaistas y seguidores de Sai Baba incluso? Bueno, Dios hizo libres a todos los seres humanos de aceptarlo a El, el único Dios y a su Mesías humano o de rechazarlos y quien rechaza a Jesús rechaza al Padre también.

Solo tenemos UN JESÚS: Jesucristo Hombre.  (1 Timoteo 2:5)

Cualquier otro Jesús: Jesús ángel, Jesús arcángel, Jesús un dios, Jesús avatar, no son NUESTRO JESÚS y por tanto no podemos aceptarlo como mediador.

Respetamos el libre albedrío de otras religiones a creer lo que decidan creer. Pero los cristianos, mesiánicos, judíos espirituales NO CREEMOS en la doctrina del avatar.

La Biblia no enseña nada sobre avatares. No enseña la encarnación. No explica ni desarrolla el concepto. No hay un solo caso de un ser de una naturaleza que nazca engendrado en un cuerpo de otra naturaleza.

Los únicos casos que la Biblia menciona donde seres celestiales (espirituales) toman el control de cuerpos de carne, es el caso de los demonios haciéndose cuerpos de carne  o poseyendo los cuerpos de personas ya nacidas.

Nunca la Biblia menciona a un ser celestial naciendo en la tierra. Ni a Jesús ni a ningún otro.

Jesús nació en la tierra, porque es un hombre y seguirá siendo un hombre para siempre, nuestro único líder y gobernante para gloria de Dios el Único Dios, el Padre.

Amén.

Apolos de Montevideo
www.evangeliocristiano.com

Una Evidencia Dulce de la Autenticidad de la Biblia

Publicado febrero 6, 2010 por ivanof77
Categorías: Uncategorized

Tags:

Fueron pensados que los Polenesians son los primeros que descubrir el uso y la fabricación del azúcar. Ellos lo extendieron a la India. Desde 510  a.C., el emperador Darius de Persia invadió India en donde él encontró “la caña que da la miel sin las abejas.” Los árabes, que invadieron Persia en 642 a.C., han aprendido cómo el azúcar fue hecha y ha ampliado producciones de azúcar en otras tierras. El azúcar, había afectado prácticamente la política y la economía del globo entero. LA HISTORIA SIGUE.

Después de más de dos mil quinientos años; y más de seiscientas generaciones de la gente, India tiene el índice más alto de diabetes estimado a ser 41 millones de personas en 2007; seguido por China con 39.8 millones y EE.UU. con 19.2 millones. ¡Ésta es la verdad!

Aquí están sólo algunos peligros de comer el azúcar.

Link: http://www.angelfire.com/az/sthurston/sugar_addiction.html

1. El azúcar puede suprimir tu sistema inmune y deteriorar tus defensas contra enfermedad infecciosa.
2. El azúcar trastorna las relaciones minerales en tu cuerpo: las causas cromo y las deficiencias del cobre e interfieren con la absorción del calcio y del magnesio.
3. El azúcar puede causar una subida rápida de adrenalina, de hiperactividad, de ansiedad, de concentrarse con dificultad.
4. El azúcar puede producir una subida significativa del colesterol total, los triglicéridos, mal colesterol y una disminución del buen colesterol.

5. El azúcar causa una pérdida de elasticidad y de función del tejido fino.
6. El azúcar alimenta las células de cáncer y ha estado conectada con el desarrollo del cáncer del pecho, de los ovarios, de la próstata, del recto, del páncreas, de la zona biliar, del pulmón y del estómago.
7. El azúcar puede debilitar vista.
8. El azúcar puede causar muchos problemas con el aparato gastrointestinal incluyendo: una zona digestiva ácida, indigestión, mala absorción en pacientes con enfermedad funcional del intestino, aumentó el riesgo de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerativa.
9. El azúcar puede causar el envejecimiento prematuro.
10. El azúcar puede conducir al alcoholismo.
11. El azúcar puede hacer tu saliva convertirse en caries ácida y enfermedad periodontal.
12. El azúcar contribuye a la obesidad.
13. El azúcar puede causar enfermedades autoinmunes por ejemplo: artritis, asma, esclerosis múltiple.
14. El azúcar asiste grandemente al crecimiento incontrolado del Candida Albicans (las infecciones de la levadura)
15. El azúcar puede causar los cálculos biliares
16. El azúcar puede causar apéndice.
17. El azúcar puede causar hemorroides.
18. El azúcar puede causar las venas del varicosa
19. El azúcar puede elevar respuestas de la glucosa y de la insulina en usuarios anticonceptivos orales.
20. El azúcar puede contribuir a la osteoporosis.
21. El azúcar puede causar una disminución de tu sensibilidad de la insulina de tal modo que causa niveles anormalmente altos y eventual la diabetes de una insulina
22. El azúcar puede bajar tus niveles de la vitamina E.
23. El azúcar puede aumentar tu presión arterial sistólica.
24. El azúcar puede causar somnolencia y actividad disminuida en niños.
25. El alto producto del azúcar aumenta los productos finales avanzados del glycation (edades) (moléculas del azúcar que unen a y proteínas de tal modo que dañan en el cuerpo).

La Biblia nos dice la `verdad absoluta’ incluso antes de 510 a.C. cuando los indios han comenzado a usar la caña de azúcar como dulcificante. El libro de proverbios, que fueron escritos en 716 a.C., 24:13 y 25:16 dice que la miel en la cantidad apropiada es buena. ¡Es la verdad que no iguala la abundancia, fama, y la energía política que la industria de azúcar ha ganado, no puede refutar! En resultados recientes en ciencia, la miel es encontrada a ser provechosa en los siguientes:

1. La miel contiene las vitaminas B1, B2, C, B6, B5 y B3 – que cambien según las calidades del néctar y del polen. También tiene cantidades pequeñas de cobre, de cinc, y de yodo. Varias clases de hormonas están también presentes en miel.
2. Se compone de azúcares como la glucosa y fructosa y los minerales como el magnesio, el potasio, el calcio, la cloro del sodio, el sulfuro, el hierro y el fosfato.
3. Las características antimicrobianas de la miel son buenas para las gargantas doloridas.4. La miel promueve la rehidratación del cuerpo y aclara más rápidamente diarrea y cualquier vomitar y trastorno del estómago.

5. La miel puede también ayudar en úlceras.
6. La miel es una buena fuente de antioxidantes; y las ayudas previenen el desarrollo del cáncer y de la enfermedad cardiaca.
7. Nivel con pocas calorías como el del azúcar. Aunque da muchos de energía al cuerpo, no agrega el azúcar desemejante del peso.
8. La miel es una ayuda maravillosa de la belleza que alimentó la piel y el pelo debido a sus vitaminas, minerales, y contenido de aminoácido.
9. La miel actúa como antibacteriano y el agente antihongos y las ayudas desinfecta y apresura el proceso curativo en heridas, rascados, y quemaduras.
10. La miel proporciona la energía para el cuerpo en curso de formación de la sangre. También limpia la sangre; y ayudas en la circulación de la sangre. También funciona como una protección contra los problemas y la arteriosclerosis capilares.

¿Cualquiera se atrevería a refutar esta verdad? Para los enemigos de la Biblia, HABLA PARA QUE PUEDES SER OÍDO Y SER JUSTIFICADO; O SER ENCONTRADO A SER TONTOS E IGNORAMUSES. La Biblia tiene una antigua dulcificante sana. La miel es parte de las bendiciones de Dios a su gente elegida – las Israelitas. Antes de fueron liberado de Egipcio, prometió a ellos una tierra que fluía leche y miel. Literalmente, es la tierra de Canaán, donde antes de que fueron nacido, era aquel tierra donde Abraham y Lot habían vivido. Era la tierra donde ellos habían crecido prósperos. Por causa de sus rebaños, ellos necesitaban separarse. (Génesis 13:7-12)

Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot; y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en la tierra. Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre mí y ti, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si tú fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo a la izquierda. Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, antes que destruyese el SEÑOR a Sodoma, y a Gomorra, como un huerto del SEÑOR, como la tierra de Egipto entrando en Zoar. Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot al oriente, y se apartaron el uno del otro. Abram se asentó en la tierra de Canaán, y Lot se asentó en las ciudades de la llanura, y puso sus tiendas hasta Sodoma.

Esta tierra fue la tierra prometido por Dios a las Israelitas a donde Él intentó guiar y bendijo a Su pueblo. Una tierra que fluía leche y miel. Con curiosidad, alguien podría preguntar ¿Por qué no era una tierra de oro? ¿O una tierra que fluía petróleo, como el desierto de Arabia? Leche y miel son ambas comida sana y completa: la miel para los adultos, la leche para los bebes. Como no es bueno para el bebe tomar miel, igualmente y científico, no es bueno para los adultos continuar bebiendo leche. La palabra de Dios recomienda miel para los adultos (Proverbios 25:16).

¿Hallaste la miel? Come lo que te basta; no sea que hastiado de ella, la vomites.

Hay que entender que solo un adulto puede hallar miel. Científico, miel no es bueno para los bebes; pero es bueno para alguien que tiene la habilidad para hallarla (Proverbios 24:13).

Come, hijo mío, de la miel, porque es buena, y del panal dulce a tu paladar;

Repetidamente, la autenticidad de la Biblia esta siendo apoyado por historia e ciencia. Innegables evidencias que el hombre descubre gradualmente prueba la precisión de las Sagradas Escrituras incluso antes de hombre comenzó a utilizar los equipos sofisticados modernos y tecnología. De hecho, la Biblia, que contiene las palabras del dios irrefutables, es un libro único y divinamente inspirado. ¡Que dulce! (Salmos 119:103)

¡Cuán dulces han sido a mi paladar tus dichos! Más que la miel a mi boca.

Fuente:

http://elverdaderoevangelio.wordpress.com/2007/07/02/una-evidencia-dulce-de-la-autenticidad-de-la-biblia/

Enseña Las Escrituras La Doctrina De La “Inmortalidad Del Alma”

Publicado enero 21, 2010 por ivanof77
Categorías: Uncategorized

Tags:

¿ES VERAZ LA DOCTRINA DE LA INMORTALIDAD DEL ALMA?

«Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente» (Gn. 2:7).

El hombre vino a transformarse en «un ser viviente», o «alma viviente», por medio del «aliento» de Dios soplado en el barro, en la arcilla orgánica. La palabra «aliento de vida» o «nefesh», tiene un  significado variado: Significa «alma» en el sentido de la «psique» (gr.) o de la «mente» humana, también llamado «corazón»: la naturaleza emocional del hombre (Mt. 15:19). Significa «vida» y «persona». Se traduce además como «deseo», «apetito», «emoción» o «pasión». El barro recibió «vida» mediante un acto de Dios que lo convirtió en «un ser o alma viviente», «un ser pensante que no se puede dividir». Cristo dijo en el huerto de Getsemaní que su «alma estaba muy triste, hasta la muerte» (Mt. 26: 38). Sugiere  aquí con exactitud que su carga  emocional era terrible y muy pesada, trayéndole como  consecuencia un fortísimo estado de ansiedad, al tener en cuenta en su mente el  sacrifico vicario y salvífico que tenía pendiente en la imperturbable cruz de madera; a causa de tal motivo, pudo exclamar: «Padre mío, si es posible, pase de mi esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú» (Mt. 26:39).

«Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo» (1 Ts. 5:23).

Pablo no hace aquí ninguna distinción entre una cosa y otra (espíritu, alma y cuerpo), como si el hombre fuese una entidad que pudiera separarse por “esencias”: «Os santifique (hagiasai humäs, gr.) por completo» (holoteleis, gr. holos: entero; telos: fin, gr.). Esta referencia apunta más a cualidades que a cantidades, porque el hombre es una «inseparable totalidad»; ciertamente el hombre es un «agente indivisible». «Vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo» (humön to pneuma  kai hë psuchë kai to söma, gr.), no es mencionado como aludiendo una trico o dicotomía objetiva y literal. Todos los seres humanos, conversos y no, buenos y malvados, poseen un «hombre interior»: «Alma» (psuchë; mente, nous, gr.), «corazón» (kardias); el «hombre interior» (ho esö anthröpos, gr.), y el «hombre exterior» (soma, ho exö antrhöpos), pero nosotros como creyentes, tenemos el «espíritu santo», y el «espíritu renovado» por el «paráclito» (véase 1 Cor. 2:11; Ro. 8:9:11). El hombre, por lo visto, no es una «integridad compuesta» como se ha creído por muchos  siglos. En la primera carta a los corintios, en el segundo capítulo, el apóstol Pablo hace una analogía entre el «espíritu de Dios»  y el «espíritu del hombre». El «espíritu de Dios» (to pneuma tou tehou, gr.), no solamente  escudriña nuestros «corazones», sino también «aun lo más profundo de Dios» (kai ta bathë tou  tehou, gr.). «El espíritu de Dios», es por decir así, la conciencia de él mismo, su mente omnisciente. Dios conoce sus propósitos a través de su «santo espíritu». De forma semejante, el «espíritu del hombre que está en él» (to neuma tou anthröpou to en autöi, gr.), es su propia mente o conciencia auto analizadora:

«Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él?» (1 Cor. 2:11).

El «espíritu del hombre», es una condición inherente en cada individuo humano. “No es un agregado que se pueda desechar”. Cuando el cuerpo del hombre perece, su «espíritu» o «conciencia» también perece.

Tendrá que comprenderse, por los fundamentos ofrecidos,  que el ser humano es «indiviso en su integridad»; es de ese modo como Pablo lo entendió siempre (Sea guardado entero, holoklëron terëthëië, gr.) El adjetivo «holoklëron» posee un significado «completo en  todas sus partes» (holos, todo, klëros, parte, gr.). Es imposible, con esto, aún seguir admitiendo la doctrina del «alma inmortal» que elaboró el paganismo griego.

«Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno» (Mt. 10:28).

El «alma» y el «cuerpo» son tomados aquí  como un todo: el hombre. El «alma» es la «mente» de donde nacen las emociones y los sentimientos; es donde reside la razón, la inteligencia y la locura; es de donde surgen el trémulo cavilar y las firmes decisiones. El «alma», es la vida del «cuerpo», la chispa o el «hálito de vida» que de Dios proviene, que insufló; él lo ha dado (Ec. 12:7). «Cuerpo, alma y espíritu»: Unidad indisoluble  conocida como «ser humano», cuya propiedad no puede separarse sin que su esencia se destruya o altere. En este texto, el «cuerpo» y el «alma» son expresados como si constituyesen todo el hombre. «Destruir el alma y el cuerpo en el  infierno» (kai psuchën kai söma apolesai en geennëi, gr.), no incita a pensar que la unidad posea la capacidad de disgregarse en  «dos partes», sino que es, exclusivamente, «una sola cosa»: el hombre, de nuevo. La destrucción del «alma» y el «cuerpo» acontecerá cuando «los muertos grandes y pequeños» (tous nekrous tous megalous  kai tous mikrous, gr.) sean despertados de su muerte prolongada  en la segunda resurrección (La primera resurrección es la de los justos, véase Ap. 20:4-6, y deduzca), para ser juzgados en el Juicio del Gran Trono Blanco (Ap. 20: 11-13), y después lanzados, en «cuerpo entero», es decir, en «cuerpo y alma», en el Lago de Fuego que arde con azufre (Ap. 20:15). En 1R.17:21, la mujer suplica a Elías por el  hijo que ha muerto prematuramente: «…te ruego que hagas volver el alma (la vida: nefesh, heb.) de este niño a él». Es decir,  «…te ruego que hagas volverle la vida de este niño a él». No hay relación aquí con un cuerpo místico-espiritual, tal como lo concibió la religión pagana antiquísima.  El «alma», definitivamente, es la «chispa vital» que hace del hombre un agente dinámico, animado, que lo trasforma en un «alma viviente».

Por ningún lado la Biblia explica que inmediatamente después de la muerte una supuesta «alma inmortal etérea» emprenda rápido “vuelo” al tercer cielo de Dios, por obras buenas, o que vaya al infierno, por obras malas. Mucho tienen que ver en esta  falsa creencia, el no considerarse la parábola del «rico y Lázaro» como tal. Su interpretación es alegórica, en forma figurada, sin la menor duda. No es hasta después de la resurrección de los muertos cuando se logrará definir qué persona irá en «cuerpo completo» a su lugar merecido, no antes: «Para vida eterna, o para condenación eterna». Veamos esta sólida realidad:

«No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación» (Jn. 5:28-29).

Prosigamos:

Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos» (Ap. 6:9-11).

Esta imagen de la visión, no es literal, sino alegórica. El altar que aparece ubicado en el cielo es simbólico, el antitipo del altar del tabernáculo en la tierra ordenado a Moisés, de acuerdo a Heb. 8:2-5:

«… ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor, y no el hombre. Porque todo sumo sacerdote está constituido para presentar ofrendas y sacrificios; por lo cual es necesario que también éste tenga algo que ofrecer. Así que, si estuviese sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte» (Heb. 8:2-5).

La alegoría muestra que estas «almas» se encuentran debajo (hupokato, gr.) del altar. Recordaremos que la sangre de los sacrificios ofrecidos  en el Antiguo Testamento, según el culto levítico, era derramada hacia el fondo del altar (véase Lev. 4:7). Las mártires mencionadas o «almas» que son «vidas humanas» y no en el sentido de ser «sustancias inmortales» que fueron parte una vez de un cuerpo palpable o «soma», imperceptibles para el ojo humano común, como los espíritus demoníacos (Las almas, tas psuchas, gr.). Estos «mártires» han dado sus «vidas» o «almas»  como su Señor que ha sido «inmolado» (Porque fuiste inmolado, hoti  esphagës, gr.) para la redención y el rescate de muchos (Mt. 20:28; Ap. 5:9). En  Ap. 5:6 existe un simbolismo que señala  el invaluable sacrificio de Cristo, representado como «un Cordero como inmolado». «Los siete cuernos y siete ojos del Cordero», revelan el magno poder y la plenitud perfecta de Dios en Cristo por medio del espíritu santo. Es obvio y evidente que en la humanidad de Cristo no aparece en realidad este número de «cuernos» y de «ojos». Este simbolismo tiene un propósito preciso: mostrar lo que Cristo hizo por los  hombres pecadores en la cruz del Calvario y la unidad habida entre éste con el Padre (Jn. 17:11, 21-22). Los mártires que aparecen debajo del altar y que claman con voz potente y vocativa (¿Hasta cuándo…? heös pote, gr.) por justicia y venganza al Dios del cielo por sus sangrientas muertes (Vengas nuestra sangre de manos de los que moran en la tierra, ekdikeis to haima hëmön ek tön katoikountön epi tës gës, gr.), son al parecer en esta representación simbólica, porque no se especifica, los siervos de Dios que han sido muertos en todas las edades, desde la persecución de los cristianos que empezó con el cruel Domiciano, que continuó notablemente a lo largo de la edad media por el nefando y lóbrego catolicismo, y que continúa con odio desmedido en ciertos países del mundo hasta hoy en día, «a causa de la Palabra de Dios». Estos textos estudiados ahora, por desgracia y desventura, han sido mal comprendidos, al aplicar, en este caso, de modo incorrecto, el método de interpretación literal, muy «abusado y venerado» por los trinitarios dispensacionalistas. Si el método de interpretación literal es el correcto  para comprender Ap. 5:6, no cabe duda entonces que Cristo es “un animal de la especie del género «Ovis», con una gran cantidad de «ojos» y «cuernos», semejante a un monstruoso error biológico”; tendríamos que  aceptar rotundamente también como “almas inmortales separadas de los cuerpos de los mártires que murieron por causa de Jesucristo, y que están en estos momentos en el cielo, en la misma presencia santa de Dios”; “almas inmortales que yacen descarnadas en la base del altar de los sacrificios”. Esto, amigos míos, no puede ser nunca.

Pablo considera la «muerte» como el «dormir profundo y natural» (véase 1 Ts. 4:13-14). De los que murieron en Cristo en su época el apóstol dice: «Acerca de los que duermen» (peri tön koimömenön, del antiguo koimaö, poner a dormir, gr.). Los griegos y los romanos empleaban esta figura del sueño para la muerte; Cristo la usa en Jn.11:11. «El sueño de la muerte, es la inconciencia absoluta de la mente en ese estado». Es el «no saber nada de aquí, ni de ningún otro lado». Por lo tanto, el “más allá”, es inexistente.

Cuando Caín mató a su hermano, a Abel el justo (Mt. 23:35), en sentido figurado, metafóricamente, Dios le dijo que «la voz de la sangre de su hermano clamaba a él desde la tierra» (Gn. 4:10), entendiéndose que Dios no estaba muy contento con el acto homicida perpetrado por Caín, por lo que Dios habría de juzgarlo con enorme severidad. El texto jamás  menciona que el “alma de Abel clamaba a Dios desde el cielo por el macabro asesinato hecho contra su persona”. ¿Seguiremos considerando aún con tan tangibles pruebas presentadas la  existencia de un «alma inmortal»?

La Biblia no establece la enseñanza de la doctrina de la «inmortalidad del alma»; con remarcada notoriedad es incompatible con ella. El rey Salomón describe el «estado o  condición inconsciente» de las personas después de la muerte, sin dejar huecos o pautas de oportunidad para pensar y admitir otra cosa:

«Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol» (Ec. 9:5-6).

El predicador pone de manifiesto que los individuos finados, «nada saben», «porque su memoria ha sido puesta en olvido». Es lógico suponer con semejante declaración, que nadie está consciente o despierto después del evento de la muerte, en un   “equis” lugar, nómbrese «cielo», «limbo», o «infierno».  Ninguna persona muerta puede «amar», «odiar» o «envidiar»;  por este motivo, es imposible alabar a Dios inmediatamente después de morir:

«No alabarán los muertos a JAH, ni cuantos descienden al silencio…» (Sal. 115:17).

Termino diciendo, como recordatorio, que el hombre consiste en tres elementos indivisibles y diferentes, «cuerpo», «alma» y «espíritu». El «cuerpo» es la parte material que constituye físicamente al hombre; el «alma» es el principio de vida animal en el hombre; y el «espíritu» es el principio de la vida racional del hombre. Tomaremos en cuenta, por su importancia,  que «vida» (alma) y «espíritu» se utilizan de forma intercambiable en la Biblia (véase por favor: Job. 27:3; 33:18), como también «alma» y «espíritu»  (véase por favor: Sal. 42:6; Jn. 12:27; He. 12:23).

Al morir el hombre, el «cuerpo» vuelve a la tierra y el «alma» deja de existir. Pertenece la «imaginación», la «memoria», la «comprensión» al «alma» humana. El poder de «razonar», la «conciencia» y el «libre albedrío» al «espíritu» del hombre. El hombre es una unidad de «cuerpo y alma», inesperable en su sustancia que espera la resurrección, si ha muerto, o la trasformación en vida, para obtener un «cuerpo espiritual», si es fiel creyente, como el de Cristo en su resurrección, que no era un «espíritu incorpóreo», un «espectro», una «apariencia» humana, según la errada creencia de los gnósticos docetistas   (véase por favor: 1 Co. 15:44; 1 Jn. 4: 2-3 «… porque un espíritu no tiene carne y huesos como yo tengo». Lc. 24:39).

Los muertos serán despertados en el futuro del polvo de la tierra, cuando Cristo venga en gloria y visible al mundo para juzgarlo (Mt. caps. 24 y 25). La doctrina de la «inmortalidad del alma», es una mortal mentira pagana que no pocos deberán desalojar de sus mentes por ser herética y comprometedora para sus vidas espirituales. Su sinceridad personal, no los justificará en el día del juicio.

«Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua» (Dn. 12:2).

Por el Dr. Javier Rivas Martínez (MD)

Breve Historia del Mormonismo

Publicado enero 19, 2010 por ivanof77
Categorías: Uncategorized

Tags: ,

Por: Cristian Zamora

Estatua del ángel Moroni


Un joven se enfrentaba a un gran desafío, saber la verdad acerca de cuál religión era la correcta. Smith deseaba saber qué iglesia era la verdadera de Jesucristo.

Un día mientras analizaba estas cosas a sus cortos 14 años, encontró en las escrituras un texto del apóstol Santiago capítulo 1 verso 5 que dice: Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Perplejo por estas palabras decidió pedir a Dios que le mostrara cuál era la religión verdadera.

En palabras de la propia Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días:

“La educación apostólica de José Smith comenzó en 1820. Al meditar sobre asuntos de religión, muy pronto se dio cuenta de que no había manera de razonar ni debatir la opinión de alguien sobre la exactitud de las diversas iglesias y sus respectivas doctrinas para llegar a una conclusión autorizada con respecto a ellas. A menos que tuviera una manifestación divina, el joven José sólo podía agregar su opinión a las demás que ya existían en la “guerra de palabras y tumulto de opiniones” (José Smith—Historia 1:10).Pero las dudas de José sobre la religión recibieron respuesta en la manifestación personal y física de Dios el Padre y de Su divino y viviente Hijo Jesucristo, una experiencia a la que nos referimos como la Primera Visión” (Revista Liahona Enero 2009)

El joven Smith se alejó a una arboleda no muy lejos de su casa, cercano a New York en la primavera de 1820 y decidió preguntar a Dios en oración para saber a cuál Iglesia unirse. Como respuesta a su oración, se le aparecieron el Padre Celestial y Su Hijo Jesucristo. Al respecto, José escribió: “Al reposar sobre mí la luz, vi en el aire arriba de mí a dos Personajes, cuyo fulgor y gloria no admiten descripción. Uno de ellos me habló, llamándome por mi nombre, y dijo, señalando al otro: Éste es mi Hijo Amado: ¡Escúchalo!” Se le dijo a José que no se uniera a ninguna de las iglesias de la época.

La primera visión de José Smith señaló el inicio de la restauración de la Iglesia de Jesucristo a la tierra, en palabras de la propia iglesia.

Más tarde, el 21 de setiembre de 1823, un mensajero celestial llamado Moroni (*), visitó a José Smith. Moroni le anunció a José que Dios tenía una obra para él. Además, Moroni le dijo a José que un registro de los antiguos habitantes del continente americano yacía enterrado en una colina cercana y que el registro contenía la plenitud del Evangelio de Jesucristo. Moroni le dijo a José sobre las planchas que él mismo había enterrado 1,400 años atrás.

En septiembre de 1827, José recibió los registros, los cuales habían sido escritos sobre finas láminas de oro. José tradujo el libro al idioma inglés por la inspiración de Dios. El libro se llama El Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo. Lleva el nombre de Mormón, un antiguo profeta que compiló el registro.

El Libro de Mormón se publicó en 1830.

*Moroni: como mortal, fue el último autor del Libro de Mormón, enterrando las planchas de metal sobre las cuales se registró, unos 421 años después del nacimiento de Cristo. Él siguió los pasos de su padre, Mormón (cuyo nombre lleva el Libro de Mormón) como guardián de un antiguo registro que detalla la historia y la eventual destrucción de su pueblo, los Nefitas, a manos de sus enemigos, los Lamanitas. Moroni sirvió como general, bajo las órdenes de su padre quien fue el líder del ejército nefita, durante la última campaña militar de su pueblo. Sólo él y un puñado de hombres sobrevivieron. Moroni fue abandonado y describió así su situación: “Mi padre ha sido asesinado en batalla, así como todos mis compatriotas, no tengo amigos ni lugar a dónde ir” (Mormón 8:5)

Moroni escribió el segmento conocido como el Libro de Moroni. En él, especifica los detalles sobre la organización de la Iglesia de Cristo. También incluye dos epístolas más de su padre, Mormón, que contenían sermones sobre la fe, la esperanza y la caridad. En el último capítulo del libro, Moroni deja al lector con una exhortación y una promesa.

¿De Qué Trata El Libro De Mormón?

Según la iglesia SUD (Santos de los Últimos Días), el libro de Mormón contiene “la plenitud del evangelio eterno” (José Smith—Historia 1:34).También enseña que los profetas del Libro de Mormón emplean más de cien títulos en sus enseñanzas sobre Cristo, y cada uno de éstos ayudó a José a comprender la función divina del Salvador, también esclarece la universalidad de la expiación de Cristo, expone la universalidad de la resurrección y de otras doctrinas relacionadas con ella.

El libro de mormón es un compendio histórico del pueblo nefita y lamanita, cuyos antepasados fueron un grupo de israelitas que escaparon antes de la destrucción de Jerusalén en 587 a.E.C.

Los nefitas fueron un pueblo antiguo que vivió sobre el continente americano. Su nombre procede de su profeta y líder Nefi, quien viajó con su familia desde Jerusalén aproximadamente 600 años antes del nacimiento de Jesucristo. Nefi y sus descendientes recibieron el mandamiento de Dios de llevar un registro. Una recopilación de éste se encuentra ahora en el Libro de Mormón que se considera escritura en la Iglesia Mormona.

Cuando la familia de Nefi llegó al continente americano, con el transcurso del tiempo, la familia se dividió en dos grupos rivales. Los nefitas quienes siguieron a Nefi por su rectitud. Ellos se caracterizaban por ser fieles seguidores de Dios, y los Lamanitas que siguieron a los hermanos mayores de Nefi, Laman y Lemuel. Ellos se opusieron a los nefitas a través de su historia.

Los lamanitas fueron un pueblo originario de Laman y su otro hermano Lemuel, ambos mayores que Nefi. Estos hermanos fueron varias veces exhortados al arrepentimiento por su comportamiento inadecuado y contrario a la religión y su familia. Después de la muerte de Lehi, Nefi conducía al pueblo por ser el líder espiritual. Lamán siendo el hijo más mayor y Lemuel el segundo hermano, pensaron que Nefi les estaba robando la herencia del liderazgo (política y espiritual) de aquel pueblo. Nefi huye con su familia y se forman como dos tribus. El pueblo que siguió a Nefi en las creencias de que existía un Dios eterno y su hijo Jesucristo nacería muchos años después para llevar a las personas a la salvación deseó ser llamado “Nefitas“, para ser diferenciado del pueblo inicuo que siguió a Lamán. Es así como los lamanitas, que en un principio fue un pueblo que creía en Dios, pero debido a sus hábitos se volvieron violentos y corruptos, pasó a vivir lejos de sus creencias iniciales.

Según el libro de Mormón los nefitas se convirtieron en un pueblo totalmente inicuo que finalmente fue destruido y exterminado, quedando solo unos pocos sobrevivientes entre ellos el último escritor de este relato (Moroni), quien antes de morir oculto los escritos por mandato del Señor, y el resto de los que quedaron se pasaron a los lamanitas quienes son los que conocemos hoy en día como parte de los ancestros de los indígenas de nuestros días.

Es así como el Libro de Mormón enseña que los lamanitas son los principales antepasados  de los indígenas americanos que hoy existen.Obtenido de “http://es.mormonwiki.com/Lamanitas

Pero el libro de Mormón también trata de otros pueblos, como son los jareditas o mulekitas.

Los Jareditas fueron descendientes de Jared, su hermano, y otros integrantes justos de su familia. Fueron conducidos a las Américas, por Dios, en la época de la Torre de Babel. Su historia se encuentra en el libro de Éter en el Libro de Mormón.

Después de haber terminado la traducción del Libro de Mormón en 1829 y de haber organizado la Iglesia en 1930, José Smith durante tres años estuvo traduciendo la Biblia y, empezando en 1835, tradujo el Libro de Abraham. El Libro de Abraham es un libro de escrituras antiguas traducido por el Profeta José Smith de papiros antiguos.

También la iglesia SUD acepta el libro de Moisés como canónico, el cual es un extracto de la revisión inspirada de José Smith de la Santa Biblia, que intenta corregir las cosas que se han perdido a través de los errores de traducción o por cambios deliberados perpetrados a través de los siglos. El Libro de Moisés cubre el período desde Adán hasta Noé, incluyendo el ministerio de Enoc y la edificación de Sión. Se utiliza mucho en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Según la iglesia SUD  ofrece muchas contribuciones doctrinales

Hay otros dos libros que también la iglesia SUD acepta como canónicos.

Uno de ellos es “Doctrina y Convenios”, que un libro compilado por José Smith que trata de revelaciones que él recibió de Dios. Por ejemplo, en este libro José Smith recibió la “revelación”, que el cristiano debe abstenerse del tabaco, las bebidas alcohólicos, las drogas, las bebidas calientes como el té y el café. Estas revelaciones están registradas en la sección 89 del libro.

La Perla de Gran Precio es una colección de escrituras sagradas y uno de los cuatro libros canónicos que son aceptados como escritura por los miembros de la iglesia mormona. La Perla de Gran Precio incluye estos libros individuales:

El Libro de Moisés

El Libro de Abraham

José Smith-Mateo: una extracción del testimonio de Mateo tomado de la traducción que José Smith hizo de La Biblia.

José Smith-Historia: incluye partes tomadas del testimonio y la historia oficial que José Smith preparó en 1838.

Los Artículos de Fe: incluyen trece declaraciones sin títulos previamente publicados en el periódico Estadounidense Times and Seasons en Marzo de 1842.

La Primera Visión en la arboleda, la traducción del Libro de Mormón, la revisión de la Biblia, la revelación del Libro de Moisés y la traducción del Libro de Abraham establecieron el cimiento principal de la Iglesia  (Revista Liahona Enero 2009).

Mi comentario como Cristiano Unitario:

Personalmente creo que el libro de Mormón carece de autoridad comparada con la Biblia. En primer lugar, la Biblia es un libro que tiene las siguientes características.

Revelación por el Espíritu Santo

Prueba Histórica, Arqueológica, Lingüística

Profecía confiable

Tradición

Una doctrina clara y confiable acerca de la verdadera naturaleza de Dios y Su plan para la humanidad.

Su insistencia es que es la única fuente de autoridad y su consejo de cuidarse de otros tipos de “revelaciones” diferentes, aunque estos sean “espectaculares” y parecieran “verdaderos”.

Predica el Reino de Dios como la idea principal en todas sus páginas.

No establece la formación de una iglesia organizada, más bien la doctrina del creyente se centra en la figura del Mesías.

La Biblia apela a la razón para creer en la autoridad divina y no solamente en sentir un “fulgor” en el corazón para saber que la Biblia es un libro verdadero, aunque el poder del Espíritu Santo es suficiente en sí mismo.

La salvación depende de nacer de nuevo y creer en el rescate de Jesucristo y llevar una vida piadosa, no el dedicarse a una organización religiosa y que fuera de esta no hay salvación.

Definitivamente la Biblia no enseña que Dios el Padre Y Jesucristo el Señor sean dos personajes de carne y huesos y parte de una trinidad, ni tampoco enseña la inmortalidad del alma ni el infierno de tormento como destino final de los incorregibles, como enseña el Libro de Mormón en parte.

En líneas generales el Libro de Mormón contiene doctrina diferente a la mayoría de las iglesias de la cristiandad, es por eso que suena a doctrina extraña.

El libro enseña los mismos principios que la mayoría de las iglesias protestantes, pero de un modo distinto, de tal forma que parezca doctrina perfecta.

Por ejemplo, la iglesia SUD enseña la doctrina de la trinidad como verdadera pero de manera diferente, de tal modo que esta forma de entender la verdadera naturaleza de Dios es perfecta para ellos en comparación con las demás iglesias. Me explico, la mayoría de los cristianos enseña que Dios es un espíritu y que está compuesto de 3 personas y un solo Dios, a lo cual llaman Trinidad. La iglesia SUD enseña que por las “revelaciones” que se han dado a la iglesia, existen tres personas separadas en la Trinidad. El Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. El Padre y el Hijo tienen cuerpos tangibles de carne y hueso, y el Espíritu Santo es un personaje de espíritu sin carne ni hueso. (Doctrina y Convenios 130:22-23)”. Los mormones creen que estos tres dioses—“separados en personalidad {pero}… unidos como uno en propósito, en plan, y en todos los atributos de perfección” (“Doctrina Mormona”, pág. 317), son la sociedad que rige el universo, con Dios el Eterno Padre que constituye el poder gobernante y controlador. El Apóstol SUD James E. Talmage lo expone de esta manera: “Estos individuos, que juntos constituyen el consejo presidente de los cielos” (Jesús el Cristo”, p.32). Esta creencia es distinta de la doctrina cristiana tradicional respecto a La Trinidad, la que generalmente sostiene que son tres personas pero uno en esencia. Todos los tres miembros de la Trinidad son eternos y divinos por igual, pero de alguna manera desempeñan roles diferentes.

Sobre el Espíritu Santo la iglesia SUD enseña:

El Espíritu Santo es un miembro de la Trinidad, al igual que Dios el Padre y Su Hijo, Jesucristo.

El Espíritu Santo es uno en propósito con el Padre y el Hijo, aunque se trata de un ser individual. A través de José Smith, el Señor reveló:

El Espíritu Santo no tiene un cuerpo de carne y huesos, sino es un personaje de Espíritu. De no ser así, el Espíritu Santo no podría morar en nosotros. [Doctrina y Convenios 130:22]

¿Concuerda esta visión de la naturaleza Divina con lo que la Biblia enseña? Según los mormones, el Libro de Mormón es un testigo adicional, que se acopla a la Biblia y que contiene “la plenitud del evangelio” como dije antes, y que por lo tanto restaura las “verdades” que por uno u otro motivo se han perdido en el tiempo. Aseguran que hay libros que se perdieron con el tiempo, lo cual es cierto, y que por lo tanto la Biblia en sí misma no es suficiente para entender el evangelio de Jesucristo. Ellos creen en la autoridad de la Biblia, aman y respetan este libro y creen en el, jamás en sus escritos han atacado a la Biblia y aceptan que es un libro canónico. Sin embargo creen que sólo creer en la Biblia como fuente de revelación “única” es un grave error, y que adicionalmente a la Biblia, existen otras revelaciones, como son el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla del Gran Precio.

Veamos qué dice el Libro de Mormón sobre creer sólo en la autoridad de la Biblia como única fuente de revelación.

2 Nefi 29:3 dice:”¡Una Biblia !¡Una Biblia!¡Tenemos una Biblia, y no puede haber más Biblia!

Y el verso 10 del mismo capítulo dice: “Asi que no por tener una Biblia debéis suponer que contiene todas mis palabras;ni tampoco debéis suponer que no he hecho escribir otras más.

De esta forma el Libro de Mormón justifica su existencia basándose en que el Creador del Universo, Yahweh nuestro Dios, en realidad necesita de otras “revelaciones” para dar a conocer Su Voluntad.

Sin embargo las escrituras advierten lo siguiente:

“Pero aunque nosotros o un ángel del cielo os anunciase otro evangelio distinto del que os hemos anunciado, sea anatema”.

(Gálatas 1:8 versión Nácar-Colunga)

El Libro de Mormón es sin lugar a dudas para quienes estudiamos sinceramente las escrituras, un evangelio distinto al que predicaron el Mesías y los Apóstoles. Asi lo he descubierto al analizar la doctrina del Libro de Mormón con las enseñanzas originales del Mesías y sus Apóstoles.

En un próximo artículo seguiremos discutiendo estos puntos.

Cristian Zamora

Cristiano Unitario

Blog: https://cristianounitario.wordpress.com

Twitter:http://twitter.com/unitario

Youtube: http://www.youtube.com/cristianounitario

Algunos link de interés para estudiar qué creen los mormones son:

Sitio de Chile oficial de la iglesia SUD:

http://lds.cl/s/

Sitio oficial internacional de la iglesia SUD:

http://www.lds.org

Sitios mormones no oficiales:

http://libromormon.com/

http://es.mormonwiki.com/Portada

http://www.cumorah.org/

Blog de supuestas evidencias arqueológicas que prueban la autenticidad del Libro de Mormón:

http://evidencias-ellibrodemormon.blogspot.com/

Sitio en inglés opuesto al Libro de Mormón:

http://www.utlm.org/index.htm

Entrevista A Raymond Franz, Anterior Miembro Del Cuerpo Gobernante De Los Testigos De Jehová

Publicado diciembre 4, 2009 por ivanof77
Categorías: Uncategorized

Desde su separación forzosa del cuerpo gobernante de los testigos de Jehová y de su arbitraria expulsión en 1981, Raymond Franz no había tenido la oportunidad de explicar a la comunidad de habla hispana las razones que le llevaron a su crisis de conciencia a excepción de su libro. Sin embargo, en 1996 el periodista de Televisión Española Julià Castelló le realizó esta entrevista para el programa divulgativo Línea 900. Su duración aproximada es de unos cuarenta y cinco minutos que en YouTube se ha dividido en cinco partes.

En este sitio en youtube podemos ver esta interesante entrevista al escritor de los libros “Crisis de Conciencia” y “En Búsqueda de la Libertad Cristiana”.

Hacer clic en el siguiente enlace para ver todos los vídeos.

http://www.youtube.com/user/pensamientoycultura#p/u

Comentario Sobre Lo Que Significa La Verdadera Salvación

Publicado septiembre 11, 2009 por ivanof77
Categorías: Uncategorized

Tags:

testigos_predicando_de_casa_en_casa

Los Testigos de Jehová enseñan que cumpliendo una serie de reglas y normas dentro de su organización se salvarán. Los mormones enseñan que la verdadera salvación está en obedecer las ordenanzas del evangelio de Jesucristo, que solamente se pueden efectuar de manera apropiada en su iglesia. Los protestantes creen que si algún cristiano profesa no creer en sus doctrinas, una o no tiene el Espíritu Santo o irá al infierno de fuego.
Si usted es Testigo de Jehová, Santo de los Últimos Días o Evangélico, ¿me equivoco en lo que digo?
Todo esto lo se, no porque lo haya leído de algún manual. Lo se porque lo he vivido de manea personal. Cada iglesia enseña que es la verdad y que solo en su iglesia se ofrece un plan de salvación específico que lo llevará a la vida eterna.
De cierto modo, muchas iglesias y cristianos, creen que la salvación es una consecución de “obras”. Si sigo un manual que me dictan sus “líderes” religiosos, es más probable que logre la salvación eterna. Nuevamente, ¿me equivoco amigo Testigo, Mormón o Evangélico?
Si bien es cierto hay algunos cristianos que han percibido que la salvación es por fe y no por obras, muchas iglesias siguen insistiendo en que la “pertenencia” a una religión organizada específica es el sendero a la salvación eterna. Lamentablemente muchos cristianos no quieren o no perciben estas cosas, porque el apego que sienten por su religión y su “testimonio” es tan fuerte, que eclipsa la verdadera voluntad del Soberano del universo, Yahweh. Eso, yo lo lamento profundamente.

Para entender lo que la salvación es, una buena cosa es leer básicamente la carta a los Romanos y la carta de Santiago.

El apóstol Pablo le habla al pueblo de Dios de la etapa en que su vida era regulada por una ley divina la cual no daba salvación, y cuyo propósito era precisamente mostrarle al ser humano lo evidente de su imperfección.

El apóstol Santiago por otra parte, parece hablarle a los que tomaron las enseñanzas del apóstol Pablo como excusa para no hacer ninguna buena obra.

Y acá es donde debemos entender claramente dos detalles:

1- La Salvación es un DON, un regalo. No hay obra alguna que tu puedas hacer capaz de hacerte merecedor de la salvación. Si te salvas no será por no haber fornicado hoy, o por haber dado una limosna mañana. Si te salvas es por voluntad de Dios, porque El quiere, y punto.

2- La salvación en el plan de Dios, nos exige solo un requisito, la FE. El instrumento de salvación es el Mesías. No creer en el Mesías, implicaría no aceptar el medio de salvación en otras palabras.

El mar es el pecado, nos estamos ahogando, pasa un helicóptero y nos mira. Nada de lo que podamos hacer nos salvará de morir ahogados en ese mar. El capitán del helicóptero nos mira, y de su voluntad depende que nos salvemos, y nos arroja un salvavidas. Ese salvavidas es el medio. Nosotros debemos tener fe en que el salvavidas nos alzará hasta el helicóptero y tomarlo sino, moriremos. Pero, ADEMAS DE LA FÉ, obviamente debemos tomar el salvavidas y comenzar a aferrarlo con fuerza para poder llegar a salvarnos.

Las obras no nos salvarán mis queridos amigos, pero el asunto es que las obras son un reflejo de la fe que tenemos. Así lo ve Dios y los invito a leer la carta de Santiago en toda su extensión. No es asunto de que nosotros hagamos esto y nos salvemos, y mañana dejemos de hacerlo y no nos salvemos. Lo que nos esta salvando es la fe que llevamos dentro. Mas fe tengamos, mas inclinado nos sentiremos a hacer el bien, simplemente por amor a Dios y al Mesías. Y eso se hará visible.

Una persona no puede decir “creo todo esto” y luego vivir su vida como si no lo creyera. Yo no puedo decir “Dios existe” y luego vivir mi vida como si realmente nunca fuera a ser juzgado. O sea que no hay un pecado especifico que nos vaya a condenar ni una buena obra específica que nos vaya a salvar, sino la actitud ante Dios que dará evidencia de si nuestra fe es genuina o no. La que nos salva es la fe, pero la fe se evidencia en nuestra vida.

Los ateos ahora han salido con un cartel en Europa que dice: “dios probablemente no existe, no te preocupes y goza la vida”. Yo les digo: “Dios existe, Jesús es su Hijo y nuestro Rey. No te preocupes y vive la vida como si creyeras estas dos cosas.”

Debemos entender también la diferencia entre el PECADO individual, el PECADO heredado y el PECADO como práctica. Todos heredamos el PECADO por naturaleza. También todos cometemos PECADOS a diario debido a esa tendencia a PECAR. Pero los cristianos debido a nuestra fe, LUCHAMOS CONTRA ESA TENDENCIA. Los incrédulos solo viven y pecan sin siquiera pensar que están pecando, sin remordimientos ni oposición.

Es cierto: vamos por el mismo río. Y también bebemos algún sorbo de agua del rió de vez en cuando. Pero algunos vamos nadando contra la corriente y otros se dejan llevar simplemente.

Así, queridos hermanos y amigos, sean fuertes y crean que si Dios no hace llegar al evangelio de su Hijo es porque fuimos elegidos para salvación. Y crean que Dios sabe que pecaremos, tal como un padre sabe que su hijo se hará pipi en la cama cuando decide tenerlo, y no por ello lo ama menos. También Dios nos disciplinará y también nos equivocaremos, pero lo más importante es que nos arrepentiremos y ESO es lo que nos demostrará que vamos camino a la salvación.

La fe produce arrepentimiento cuando uno peca. La fe produce deseos de no pecar. Lo que salva es la fe. No las obras. Las obras salvan en cuanto a que sean una demostración natural de la fe que tenemos. Ahora que si decimos, “esta semana no pecaré ni una sola vez y seré salvo”, como suele ser la mentalidad de los testigos de Jehová y otras religiones.

Por ejemplo es común para un Testigo de Jehová pensar lo siguiente:

– Si me hago precursor (*) seré salvo
– Si hago todo lo que dice la organización seré salvo
– Si soy testigo, dedicado y bautizado, con un mínimo de 4 horas de predicación, no falto a las reuniones, no estoy expulsado cuando venga el armagedón seré salvo.

*Precursor: es una especie de predicador de tiempo completo, el cual tiene que completar unas 840 horas anuales a partir del 1 de Septiembre hasta Agosto del año siguiente. En promedio tiene que predicar unas 70 horas mensuales.

Pues no han entendido para nada el evangelio. Ellos ya están reinando, ellos ya están gobernando, como se burlaba Pablo en sus cartas hacia aquellos cristianos que ya creían que estaban gobernando en la época del primer siglo. Los Testigos ya decidieron quien se salva y quien no, pusieron las reglas y el manual de instrucciones para salvarse.

Para un cristiano esto no es así. Nuestra salvación no depende de pertenecer a una organización terrestre o no. Depende de nuestra fe. Y nuestra fe se demuestra con obras. Las obras no nos salvan, pero demuestran nuestra fe, que es la que nos salva.

Uno Nada Más

Publicado agosto 22, 2009 por ivanof77
Categorías: Uncategorized

SANTISIMA_TRINIDAD1

El vocablo único no significa 2 o 3 personas. En Juan 17:3 Jesús aclara que Dios es Uno. Él único Dios verdadero es el que lo envió al mundo. Pablo aclara sobre quién en verdad es el único Dios, diciéndolo en palabras claras de entender en cualquier idioma (1 Cor. 8: 4-6).
El Dios verdadero es único por 3 razones. 1) Porque subsiste por sí mismo, 2) Es Eterno, 3) Fuente de la vida.
La lógica trinitaria es la siguiente:
(Lógica viene de la palabra griega “logos”, que fue la palabra que usó el apóstol Juan en Juan 1:1)
JESUCRISTO = DIOS ENCARNADO
DIOS = JESUCRISTO ENCARNADO
ENCARNADO = DIOS JESUCRISTO
JESUCRISTO = DIOS

Sólo El Padre Celestial, creó todo Él solo, sin la ayuda de intermediario (Isaías 44:24).
Los trinitarios toman la forma plural de Elohim (dioses) como “plural de Majestad”.
Sin embargo como Elohim se designa a ángeles en el Salmo 8:5, para designar a Samuel en 1 Samuel 28:13. Es curioso que la palabra “Elohim” aparece más de 2.000 veces en el AT y en ninguna de estas instancias es usado para un nombre personal.
La palabra “dios” (“Elohim” en heb.) no siempre se relaciona con la Deidad, con el Dios Todopoderoso. Este término se ha utilizado en aquellos hombres mortales y fallidos cuando han representado al “Eterno Divino” en la tierra (Éxodo 7:1; Sal. 82:1, 6-7).
¿Prueba Elohim la trinidad? No a mi juicio.

Shalom


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.